Call of duty

05 May Call of Duty y los niños rata | Estado de la cuestión

Como todos los años, Activision estrenará nueva entrega de su saga más famosa de disparos. Ésta, al menos en título (Call of Duty WWII), representa una vuelta a la Segunda Guerra Mundial, que fue el espacio en el que se desarrollaron sus entregas iniciales.

Apareciendo en 2003 la primera de ellas, aquél era en un tiempo en que esa contienda todavía molaba. En PC había muchos juegos bélicos, destacando como saga Medal of Honor, que se llevaban casi todo el público. Pero al aparecer esta, los jugadores comenzaron a desviarse hacia ella.

Las tres primeras entregas fueron buenas, sin forzar, centradas en la S.G.M., algo que siempre funcionaba. Después probaron con la guerra moderna, con el genial CoD Modern Warfare, y despegaron.

Luego apareció el Call of Duty 5 World at War, que fue el último en ambientarse en esta contienda (concretamente en el frente del pacífico).

Y desde entonces, Call of Duty ha reinado sin piedad. Se han sucedido Modern Warfare 2, Black Ops, Modern Warfare 3… hasta aquí bien, podría decirse. Son videojuegos de acción americanos, es decir, propaganda bélica anticomunista y pro-militarista a más no poder.

Pero a nadie le importa eso, porque eran juegos con muy buena jugabilidad.

Hasta este punto, todo iba bien. Pero después empezaron a juguetear con ambientaciones futuristas. Llegaron Ghosts, Black Ops 2, Advanced Warfare, Black Ops 3 y la última entrega, Infinite Warfare. Y siguieron vendiendo copias a raudales.

Pero a Call of Duty le ha pasado como a Assassin’s Creed. Dieron en el clavo con una jugabilidad muy buena y pulida y han repetido el mismo esquema hasta la saciedad.

Por ser directo: todos los Call of Duty son el mismo videojuego en tanto que a nivel gráfico, animaciones de personajes y dinámicas de juego, son copia y pega, con remozados visuales, desde Modern Warfare (2007) con algún añadido sustancial de Black Ops 2 (2012).

A pesar de esto, la franquicia sigue siendo líder de ventas todos los años.

Esta saga, que en todo momento había tenido un estilo arcade en su multijugador, se ha ido convirtiendo más y más en algo difícil de entender. Es el campo de cultivo de lo que se conoce como “niños rata”, una especie nueva surgida en el mundo occidental, gracias a la era Youtube y los malditos gameplays.

Para definir esta pseudo tipología social, que aun sin ser endémica de la península ibérica, tiene en ella una entidad característica, habría que decir que son niños (desde los 6 a los 18, tranquilamente) que se ven influenciados por todas las modas de los youtubers españoles, que a su vez emulan, generalmente, a los youtubers americanos. Estos youtubers de renombre popularizan grandes videojuegos (pudiendo ser buenos, o no) que estos chavales hacen comprar a sus padres un año detrás de otro.

FIFA, Call of duty o Minecraft son videojuegos que van ligados al concepto de “niño rata”. Actualmente en 8 de cada 10 familias españolas hay de 1 a 3 de ellos.

Sin desprestigiar a nadie, ni con ánimo de ofender gratuitamente, sintetizaré mi razonamiento sentenciando que estos niños (y niñas), en calidad de niñas (y niños), no tienen ninguna suerte de criterio crítico. Éstos (llamados también target o público objetivo), en relación a su número y actividad en las redes sociales, pueden crear una imagen del mundo del videojuego parcial y equívoca. Desgraciadamente forman parte de ella, siendo, en mi opinión, una lacra que hace que errores, refritos y productos pobres triunfen masivamente en el software de videojuegos. Sin mencionar el tema de la imagen negativa que puedan aportar, por supuesto.

Al principio del artículo hablaba sobre Call of Duty  y como ha ido decrecido su calidad, sin perder una sola venta a lo largo de los años.

Y aunque haya otro tipo de público en este y otros juegos, da la sensación de que la industria, y en este caso particular, Activision, ha hecho muy bien su trabajo al encontrar un público poco exigente, fácilmente manipulable y prácticamente demente en su interacción con las redes sociales, que hará que su nuevo videojuego esté entre los más vendidos del año, tenga o no algo de calidad digna de reconocimiento.

Y esto es un poco triste, pero así es.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Gonzalo
Gonzalo
gon_alig@hotmail.com

Me gusta discurrir sobre ese entretenimiento que necesita de una o dos manos, y que todos hemos practicado alguna vez: los videojuegos. En principio iba a hablar sobre otra cosa, pero esto me pareció más interesante (mentira, no me dejaron escribir sobre autoamor). Se tratará el tema con seriedad, como si entendiera.

No Comments

Post A Comment