contactos

09 Dic Contactos

—¡Contáctame!

Así se le dice a alguien, ahora, cuando quieres que te ponga un guasap.

—¿Quieres que te ponga?

—Quiero que me ponga; en eso consiste todo.

Descubrimos la importancia de la educación.

Estás muy gracioso en el perfil, gracias por contactarme es el resumen perfecto de la nueva etiqueta del cortejo a distancia.

Nos da miedo salir y encontrarnos a algún rarito. No se contempla la posibilidad de que tú puedas ser el raro. A ellas ni se les pasa por la imaginación.

Tampoco nos gusta perder el tiempo. Donde pongo el ojo, porno la diana.

¡Quítame de allí esas pajas!.

Carecemos de don de gentes, pero seguimos siendo exigentes.

¿Por eso seguiremos siendo solteros?

*****

Hace eones, el cortejo pasaba por ponerte, y más tarde exponerte.

Exponerte al fracaso.

Exponerte al rechazo.

Exponerte, desprotegido.

Las enfermedades de transmisión sexual obligaron a plastificar la cúpula del placer, envolviéndola en una cápsula aislante como paso previo a la cópula.

Quizá la escafandra pudiera servir para salir, pero también sirve para aislarte.

*****

En todo caso, tememos el contagio. Una pantalla sirve de parapeto.

También se puede emplear un cojín.

Sentarte cómodo y relajarte.

Sentirte como si estuvieras en casa, aunque no sea la tuya.

Esbozo una teoría: años sentándote encima de una pierna doblada provocan dificultades circulatorias en el riego sanguíneo; un asunto de envergadura.

*****

Ciertos conatos tienden a la extinción.

Ya no se estilan las aventuras fortuitas en el portal.

Apúntate a un portal de aventuras. La vida es corta.

En el Madison Squirt Garden nunca deja de llover.

*****

Una fantasía con la vecina del quinto.

Es Ashley. Y es Monroe. Se prepara para algo bueno.

Luego me di cuenta que vivo en un adosado.

*****

Dicen que practicar deporte es una (buena) forma de socializar.

No se incluye el tiro al pichón.

Intuyo que hablan de deportes de equipo, de contacto.

El voleibol es uno de ellos, aunque jueguen separados por una red.

—¿Estás seguro?

Ya te digo.

*****

En el rugby, deporte de caballeros, dan más importancia al tercer tiempo.

La clave está en beber y dejar de atender a los testimonios ajenos.

*****

Es lo que tienen los contactos. Todos conllevan un testimonio.

*****

Esa cuarta fase en la que Spielberg no quiso meter.

Más allá de la música.

*****

Huh, Hah, Huh–Hah.

Si quieres más, contáctame en:

Común Sin Sentido

Puedes dar alimento a mis contradicciones.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Alberto Secades
comunsinsentido@gmail.com

Psicólogo en prácticas.

No Comments

Post A Comment