Fátima Bañez

06 Jul La mano de Fátima

“Van a sacar una ayuda económica para ninis” me comenta incrédula una colega del trabajo. “El gobierno va a pagar los botellones” pienso yo. “Callaros por favor la puta boca” interviene mi jefa.

Termino mi jornada, vuelvo a casa y me informo.

Fátima Báñez, la ministra de Empleo, o de Poco Empleo, anuncia un complemento de 430 euros para jóvenes sin estudios ni trabajo.

Voy a la cocina y ato una cuerda a la lámpara. Me siento a escribir.

Efectivamente, la señora que asesinó a Millán Salcedo y se quedó con su cara está ultimando los detalles de una nueva propuesta que, bajo la apariencia de solución al paro, actuará de nuevo como fachada para esconder el problema. Una ayuda, presentada primeramente por PP naranja y que finalmente pondrá en marcha el PP azul (algo que también ha provocado una pequeña disputa entre hermanos) de la que, en líneas generales, se podrán beneficiar los jóvenes menores de 30 que se encuentren desempleados y sin cursar ningún estudio (básicamente un nini) y que estén inscritos al Sistema Nacional de Garantía Juvenil, lo cual les permitiría posteriormente conseguir un contrato de formación profesional, que sería el último de los pasos para ser un posible beneficiario del ansiado donativo. Un posible beneficiario, o dicho de otra forma, un más que improbable beneficiario. Y es que, pese a que de por si la iniciativa no resulte especialmente conmovedora, al indagar en la materia, la cosa se torna dramática.

Fátima

El primero de los puntos que no ha sentado nada bien es el hecho de que solo se enfoque a los menores de 30 años. Los mayores de 30 no merecen ayudas; si no han conseguido un trabajo estable a su edad debe de ser porque son estúpidos o han estado en la cárcel, no porque España sea un país en el podio europeo de paro. Supongo que eso piensa nuestra querida ministra. Continúo. En el momento de conseguir un contrato de formación, algo que ni siquiera está resultando efectivo, se podrá optar a la ayuda. 430 euros que se sumarían al salario laboral y que harían ascender la cifra a aproximadamente 1.000 euros mensuales. Ahora viene la letra pequeña: de este total a repartir, que se redujo en más de 500 millones de euros tras las restricciones presupuestarias, y después de observarse la cifra de ninis ya en Garantía Juvenil, se deduce que solo un 10% podrán acceder al suplemento salarial, una cantidad que deja a más de un 90% de jóvenes y jóvenas con muchísimas ganas de seguir viviendo con sus padres. Contando con aquellos que ni siquiera están en Garantía Juvenil, la cifra se vuelve aún más irrisoria. En resumen, el PP ha vuelto a conseguir lo que parecía imposible: darte 100 ostias, ofrecerte un vaso de agua y que les agradezcas el vaso de agua.

Nos quejamos de gusto. Buscamos trabajo fuera porque nos gusta aprender idiomas. Nos emanciparemos con 60 años porque somos unos nostálgicos. El brócoli esta bueno. Todas las respuestas anteriores son falsas. Miro a Europa y veo países donde incluso se le paga al estudiante por estudiar, donde hay sueldos dignos y trabajos estables. Miro a España y cierro los ojos. Los abro y veo un país donde años de corrupción, sin castigo (ya ni nos regalan cabezas de turco), de altos cargos elegidos a dedillo, de empeoramiento cultural y atraso histórico, están imposibilitando que nos parezcamos a esa otra Europa. Miro la propuesta de Fátima Báñez y veo un nuevo parche que desvíe la atención de la verdadera situación de empobrecimiento y desigualdad. Los más ciegos recibirán el aroma de una gran gestión que parece anular el regusto de que todo sigue igual. Veo un país frustrado por creerse lo que todavía no ha llegado a ser, un país al que su historia, aunque muchos no lo quieran ver, aún le pesa demasiado.

Van a sacar una ayuda económica para ninis.
No va a ayudar a nadie.
Y todavía quedan 3 años de Gobierno, para que ocurra exactamente lo mismo. Termino el artículo.
Me subo a una silla de la cocina y le hago un nudo a la cuerda.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
German
German
germanrid@gmail.com

Escribo tras el saco de pedos, huesos y eructos.

2 Comments
  • Hipoglúcido
    Posted at 17:43h, 06 julio Responder

    Oye tú no te metas con el brócoli que no te ha hecho nada.

  • Octopussy
    Posted at 17:48h, 06 julio Responder

    RICHI RID AKA LA VENGANZA ANAL VOL.2

Post A Comment